sábado, 14 de enero de 2017

En Babia...

Así estoy, camaradas: en Babia.
El otro día, en un descanso del trabajo, fui anotando mi peso de los últimos tiempos. ¿Cómo lo hice? Fácilmente; me limité a mirar en el blog cada una de las entradas en las que aparecía lo que pesaba y listo.

Me dio pena comprobar las oscilaciones: dos o tres kilos arriba, dos o tres abajo, y nuevamente llegaba al peso de partida.Sí, es cierto que partía de 108.9 kg y que ahora estoy en 97.7 (peso de ayer), pero no menos verdad es que llevo así (en torno a los 97) desde el 16 de octubre de 2015, es decir, en un año y tres meses he estado subiendo y bajando para volver al punto de salida, pero nunca a la meta.

¿Cuál va a ser mi primera meta? Los 94 kilos, que son muchos, pero hace un mogollón que no los veo.
La segunda meta va a ser llegar a los 89, para así dejar de ver el 9 en las decenas.
Las siguientes las iré anunciando conforme alcance las dos anteriores.

¿Cómo pretendo conseguirlo? Eso ya es harina de otro costal. En casa tengo la dieta que me mandó la nutricionista que no me gustaba (esa que recomienda tomar esas insanas bebidas de cola y natillas de chocolate), aparte de la última nutricionista (la que ofrece la opción más sana, aunque no acaba de convencerme por eso de que recurre mucho a las hamburguesas y a las salchichas); tengo el libro de la dieta ALEA, pero no quiero tener que comer lo que ponen sí o sí; tengo claro lo que dicen en el reto de la báscula, el programa ese de Canal Sur. Mi novio dice que lo que tengo que hacer es comer sano, de todo pero sin abusar de los alimentos, que ponga en práctica la teoría que ya sé. Tiene razón, pero me conozco y sé que volveré a caer en los dulces, los paquetes de chips, las hamburguesas que venden detrás de mi casa (con mucha salsa y mil cosas más). He pensado incluso en tirar la toalla y comer lo que me venga en gana, sin muchas contemplaciones, pero yo valgo la pena, mi salud vale la pena, y si fracaso una y otra vez es porque me rindo a primeras de cambio. Los que me conocen saben que los primeros días me cuido, estoy pendiente de mi hígado, contenta; sin embargo, esto dura poco, y a las pruebas me remito.

Voy a marcarme pequeños retos semanales y a ir cumpliéndolos. Ya les iré informando. Un beso muy grande y ánimo.
P. D.: Pili, manda los turrones a Jijona y pon manos a la obra ya, que podemos.


viernes, 16 de diciembre de 2016

Jueves italianizante

Hola, hola.
Ayer, jueves, me desperté a las 07:45. Desayuné una tostada con AOVE y sal rosa del Himalaya, un kiwi y un cortado.
A media mañana, una manzana y otro cortado.
El almuerzo me pilló en urgencias, acompañando a mi familiar. Llegué a casa casi a las 15:00 y pedimos pizza en un restaurante local. Me comí tres trozos de pizza marinera y otros dos de pizza de verduras. De postre, dos cerezas y dos fresas.

Merendé un zumo de brócoli, espinacas, aguacate, naranja y pomelo.
Para cenar, nuevamente italiano, esta vez unos ravioli de supermercado (setas y boletus; queso de cabra y espinacas). Después de la cena, otra visita a urgencias (visita programada, no es que empeorara nadie).
Me fui a la cama a la 01:30 y me desperté a las 05:20, agotada. Dormí poco pero bien.
Ahora voy de camino al trabajo.
Espero que mi día hoy no tenga tantos tropiezos como el de ayer.
Que tengan un buen viernes. Besitos.

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Miércoles ansioso

Buenas noches.
Anoche dormí más o menos bien hasta las 04:45, luego me costó un poco más hasta que sonó el despertador a las 06:15.
Desayuné un trozo de pan tostado con aguacate y un yogur natural con nueces, plátano, miel y canela (06:40).
A las 10:00 me comí dos mandarinas pequeñas, una pulguita de jamón cocido y queso tierno, un cortado.
A las 13:00, dos peras pequeñas.
Mi novio me recogió en el trabajo y fuimos al supermercado. Almorzamos a las 15:00. Comí un bistec de ternera, menestra de verduras (brócoli, judías verdes, cebolla, pimiento rojo y champiñones) y papas sancochadas. Luego un cortado.

Me apetecía caminar, pero estaba cansadísima, aunque no quería excusas, así que hice zumba en casa y uno de los videos de Chris Powell. Al final estaría unos 40 minutos. Después ducha.
Merendé unas 10 almendras y un plátano.
Para cenar, una ensalada con espinacas, tomate, zanahoria, cebolla, aceitunas, queso semiduro (no muy recomendable para mi hígado), millo. El aliño de AOVE, limón y cúrcuma. Comí un trocito de pan para acompañar y dos mandarinas.
Ha sido un día muy largo y estoy agotada.
Me ha gustado haber hecho algo de ejercicio a pesar de no ir a andar.
Un besito y hasta mañana.

martes, 13 de diciembre de 2016

Martes bien

Hola, hola.
Anoche dormí en el hospital. Corrijo: anoche no dormí. Me comí dos peras pequeñas a las seis de la mañana. Bajé a la cafetería a las 07:30 y desayuné un cortado y sándwich vegetal con jamón, queso y huevo frito. Llevaba mayonesa, así que no era todo lo sano que me hubiera gustado.
A las 10:20 comí una pulguita de tortilla y otro cortado. A las 13:00 otras dos peras pequeñas.
Almorzamos a las 14:30 salmón con guisantes, cebolla y zanahorias baby. Quería esperar antes de echarme la siesta, pero tenía náuseas del cansancio. Dormí de 15:30 a 17:00. Al despertarme, nos fuimos de paseo ppr el pueblo. Llevé el podómetro y apenas hicimos unos tres mil pasos, pero estaba cansadísima. 247 kcal quemadas. Menos es nada.
Pasamos por la frutería y compré mandarinas. Me comí dos y media para merendar. Eran pequeñas.
De cena hice una super ensalada: brócoli, tomate,zanahoria, aguacate, atún, huevo sancochado (cocido), millo (maíz), aceitunas, cebolla y aliñada con AOVE, limón, cúrcuma y sal rosa del Himalaya. La acompañé con un pedazo de pan. De postre, un guayabo y medio. Mi báscula hoy marcaba 95.8. La cosa marcha bien.

A por el día de mañana, que solo dura 24 horas. Besotes.

Lunes genial

Hola, hola.
La señorita Tustra dice que peso 96.2, o sea, que he bajado 1.100 en este par de días comiendo bien.
Ayer me desperté con sueño, pues ni descansé ni dormí bien. Desayuné dos bizcotes integrales con aguacate, un yogur natural con plátano, nueces y canela, más un cortado (06:30).


A las 10:15, me tomé otro cortado y una pulguita de jamón cocido y queso tierno. A las 13:30, para el camino, dos peras pequeñas. Ya en casa almorzamos a las 14:30 un plato de garbanzos con pechuga de pollo y verduras. El tercer y último café cayó después.

Merendé un zumo de brócoli, espinacas, aguacate, pomelo y jengibre. Para cenar, una hamburguesa de pollo y pavo con un tomate picado aliñado con orégano y sal del Himalaya. Acompañado de un trocito de pan. Eso fue sobre las 20:45.
Después vine para el hospital, a pasar la noche en el hospital con un familiar, así que el sueño ha sido deficiente, pésimo.
A las 06:45 me comí dos de las cuatro peras que traje, hasta que abra la cafetería y pueda desayunar.
Como ven, lo estoy haciendo bien. Me alegro, la verdad. Si yo puedo, ¿quién no?

domingo, 11 de diciembre de 2016

Domingo tranquilo

Por fin he podido descansar. Anoche me fui a la cama a las 22:30; me desperté a las 07:10 a hacer pis, luego volví a despertarme una hora después. Tuve que quitarme el respirador porque la irritación de la garganta me impedía seguir durmiendo. Concilié el sueño y me desperté a las 10:45, con energías renovadas a pesar de las pesadillas.
Desayuné una tostada y media con AOVE,sal del Himalaya; un cortado y una mandarina. Nos pusimos a limpiar el portal, que nos tocaba hoy, y al subir a casa preparé un zumo con brócoli, espinacas, pomelo, arándanos azules, frambuesas y jengibre.
Almorzamos a las 14:30 dos hamburguesas de pollo y pavo con cebolla, zanahorias baby y guisantes; acompañado de tomate natural que freímos en un poco de agua y sal, al que añadimos tomillo y cúrcuma. Otro cortado.
Nos tumbamos para recuperarnos de la gripe con una pequeña siesta. Merendé un yogur natural con nueces, miel, canela y jengibre; y dos peras pequeñas.
Para cenar, una tortilla francesa de espinacas con ajo, cúrcuma y una loncha de queso gouda; de acompañamiento, un tomate natural con orégano. Antes de dormir, una infusión y a la cama.

Hoy volví a tomarme el brebaje para limpiar de toxinas mi hígado graso. En la foto se ve claramente la inflamación que tengo en la parte derecha, presuntamente por el hígado. Tengo que cuidarme, quiero cuidarme y haré todo lo posible por hacerlo bien la mayoría de las veces.
Un besito y que tengan una buena semana.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Empezando

Vuelvo a escribir porque me ayuda a hacer las cosas mejor. Anoche me fui a la cama a las 23:30 y puse el despertador para las 06:15. Dormí poco y mal (me fui a la cama con dolor de garganta y de Espalda); encima, tuve pesadillas y no paré de dar vueltas.
Desayuné (06:30) un kiwi, una tostada con aguacate y un yogur natural con nueces, miel y canela. Fui a trabajar y a media mañana (10:00) me tomé una pulguita con jamón cocido y queso fresco, más un cortado.
Almorcé a las 14:20 en casa de una amiga. Pidió chino y comí un poco bastante: arroz tres delicias, fideos de arroz con gambas, un rollito y pan de gambas. Luego fui a probarme algo de ropa, pero no compré nada.
Al llegar a casa, hice un batido de brócoli, espinacas, aguacate, kiwi, piña y jengibre, a ver si me suben las defensas, que la garganta sigue irritada. Después de eso, la mitad de un bocata con jamón cocido y queso.
Para cenar solo he tomado, de momento, una infusión de tomillo, miel, limón y jengibre. Lo del chino hubiera estado bien si no hubiera comido tanto, pero se trata de ir mejorando. Por cierto, tengo la regla, así que... que la fuerza me acompañe. Besitos.